Descripción

Consiste en inyectar aire mediante bombeo manual con unos movimientos en el mango y por la presión del mismo asciende el corcho.
Ideal para evitar daños durante la extracción del corcho.
No requiere demasiada habilidad por parte del usuario.
Diseño ergonómico.
Material: ABS y cobre

ABRIDOR DE AIRE COMPRIMIDO

129.000